Preocupación entre la Sociedad Civil por tiznado “accidental” sufrido por Teresa Albanes en Quema de Libros

Miles de decentes venezolanos se agolparon en iglesias de todo el país preocupados por la tiznada y el humero tragado por Teresa Albanés en el momento en que se hacia la democrática quema de libros de la Mesa de Ultra Derecha. El Director del Museo Arqueológico de la Prehistoria de Venezuela se vio sensiblemente afectado requiriendo a los experto de dicha institución que evalúen en detalle si la humareda depreció de alguna manera esta reliquia perteneciente al Periodo Lítico.

El lamentable hecho sucedió cuando Ramón Guillermo Aveledo ordenó la quema de todo el material electoral viejo y usado, procediendo los colaboradores a agarrar por una pata a Doña Albanés cual gallina pa Sancocho y casi la echan en el fogón. Ante los gritos despavoridos de la señora Albanés los obreros se vieron en la necesidad de detenerse, aunque se escucho un grito del dirigente adeco Henry Ramos Allup: “dejenla que se queme”.

Los obreros optaron por retirarse al ver que no estaban dadas las garantías para la quema, señalando uno de ellos: “Si no es el TSJ ordenándonos que no quememos los libros, entonces nos encontramos con este material electoral en desuso que resulto parlanchín y no se deja quemar. ¡Bien Hecho que van a perder con Chávez, carajooo!”.

Los reporteros de Globoterror indagaron sobre las causas de esta confusión, y encararon a uno de los obreros involucrados, que se identifico como Pablo, quien refirió: “A mí me ordenaron quemar lo viejo y usado, y diganme ustedes si esa señora no cumple esos dos requisitos”, asintiendo los reporteros presentes.

Una vez recuperada la señora Albanés del susto y la exposición al humo hediondo a fraude esbozó la siguiente reflexión: “Esto mijo es muy peligroso, eso de andar quemando actas resulta sofocante, era mejor como en la cuarta que no quemábamos las actas sino matábamos los votos con las actas y listo, asunto resuelto. Y además no quedaba tan evidente el chorrero de votos chimbos que metíamos, hay que tiempos aquellos”

Desde la sala de urgencias arqueológicas en donde antropólogos e historiadores se dedican a restaurar las partes ahumadas con piel de guanaco prehistórico reporto Er Gocho Infernal.

Preocupación entre la Sociedad Civil por tiznado “accidental” sufrido por Teresa Albanes en Quema de Libros
Promedio: 4.7 (19 votos)